Comparte
Ir abajo
avatar
Admin
Mensajes : 1229
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Ver perfil de usuariohttp://edithgonzalez.motionsforum.com

2006-12-31. [ ENTREVISTA ] Edith González... no es como la pintan

el 2015-05-29, 11:45 am

Edith González... no es como la pintan

La villana de Mundo de fieras es, en realidad, una madre dedicada y una actriz de tiempo completo que espera un 2007 lleno de proyectos, trabajo y salud para Constanza, la luz de su vida.

Milenio ¡Hey!

31-Diciembre-06

Con los brazos abiertos y llena de ilusiones, Edith González recibe 2007, después de haber disfrutado un año de muchas satisfacciones, en el que hizo teatro, cine y televisión, pero sobre todo en el que interpretó el mejor papel de su vida: ser mamá.

Y de verdad, Constanza es el nombre mágico que abre el corazón de Edith González. También ilumina su rostro y con sólo pensar en su pequeñita hija de 2 años los recuerdos y anécdotas vienen a su mente y sus ojos se le humedecen de emoción con sólo evocar a su pequeña traviesa.

Antes de poder tocar a las puertas de su corazón, la intérprete de Jocelyn en la telenovela Mundo de fieras se despoja por unos instantes de su personaje y, en el mismo escenario que es testigo del talento y la madurez que ha alcanzado como actriz, levanta su copa por el año que termina y le da la bienvenida a 2007.

Acompañada del productor Salvador Mejía, con quien juguetea, charla y brinda, Edith realizó la sesión fotográfica para ¡Hey!, en la que manifestó sus buenos deseos para los próximos 12 meses.

Junto a Mejía, la actriz alzó su copa de espumoso champán y comió las tradicionales uvas imaginando las 12 campanadas del reloj que marcan el adiós de 2006.

Después de disfrutar de estos divertidos momentos, Edith sube al cómodo sillón de la residencia de Jocelyn en la telenovela y, coqueta, toma entre sus manos 2007.

Al finalizar la sección de fotos, la rubia actriz habló, antes que todo, de su pequeña hija y de lo que significa.

"Constanza vino a esta vida a pasársela bien y a darme mucha felicidad", dice Edith, "¿qué me ha enseñado? Cosas maravillosas a diario. Sin embargo, lo mejor es su sonrisa y la forma en que me llama 'mamá'. Escuchar esa palabra me derrite el corazón y me hace el día".

Con el rostro iluminado por la emoción, Edith sigue compartiendo los momentos que le hace vivir la pequeña.

"No es que sea mi hija, ni tampoco porque sea yo su mamá, pero Constanza es un ser maravilloso. Mira, el día que le festejé su cumpleaños, cuando le di su regalo, lo primero que tomó entre sus manitas fue el papel de China. No le interesa lo que traía dentro, eso me hizo entender que ya no quiero darle regalos; desde que supe que ella estaba dentro de mí y luego la parí, lo primero que pensé es que ella tendría que ser un ser fresco y aunque se va a convertir en lo que son los niños ahora, con un cúmulo de regalos y juguetes, yo quiero que no pierda su esencia".

Sin embargo, reconoce que ese sentimiento de culpabilidad que le da no poder estar más tiempo con Constanza, por causa del trabajo, la hace llenarla de regalos.

"Sé que no es lo correcto, pero al menos me pongo una 'palomita'", señala, "es que la amo tanto que no estar con ella las 24 horas del día me hace sentir muy culpable, así que siento que dándole obsequios al menos se aminora un poco ese distanciamiento que hay entre ella y yo".

Lo cierto es que en estos momentos sus sentimientos estaban a flor de piel, lo que motivó a que Edith abriera las puertas de su corazón de par en par y siguió compartiendo los momentos más íntimos que ha vivido al lado de su hija.

"Cuando Constanza llegó a mi vida yo despertaba temprano, le habría las ventanas y le decía todos los piropos del mundo como 'Princhepecha' y 'Piupiupi'; le decía de todo, porque eso es ella en mi vida: todo; y hoy, cuando Constanza se despierta, corre a mi habitación y aunque me encuentra dormida, porque estoy trabajando mucho, llega corriendo, abre la puerta y abre los brazo con el grito de '¡mami!', brinca en mi cama y me dice: 'Zapatos, zapatos'. Se los quito y se acurruca a mi lado".

En eso momentos recordó la reciente fiesta de cumpleaños de Constanza, cuando festejó su onomástico número 2, misma que le ayudó a organizar Michelle Vieth, a quien agradece la amistad que le ha brindado.

"Lo que me ha dado Mundo de fieras es la amistad de Michelle. Ella me ayudó a organizar todo para el festejo", revela, "la verdad es que es una tipaza".

Edith recuerda un momento especial durante la fiesta.


Entre los invitados, dice, estaba el papá de un compañerito de Constanza en la guardería.

"Me gustó mucho lo que me comentó: 'Su hija vale oro; mi niño siempre llora mucho cuando se queda solo en la escuelita y ella lo toma de la mano, lo consuela y cuando me ve, toma a mi hijo de la mano y lo lleva hasta donde estoy yo. Es una niña muy valiosa'".

"Este comentario me llena de orgullo porque, efectivamente, mi pequeña vale oro y tiene preciosos sentimientos".

Termina 2006. ¿Cuál sería el balance de este año que se va?

"Ha sido muy positivo en mi carrera. Hice desde el Mundial de Futbol de Alemania 2006, sigo en Aventurera, participé en un cortometraje, fui juez del programa unitario Bailando por la boda de mis sueños y estoy en la telenovela Mundo de fieras... bueno, hasta comerciales me tocó hacer, así que literalmente trabajé en todo lo que pude".

Están a punto de terminar la novela ¿te vas de vacaciones?

"¡No! Vienen los ensayos de los nuevos números de Aventurera, para estrenarlos en Nueva York el 27 de enero. De ahí vamos a Chicago y después está la gira del adiós de Edith González, que coincide con los 10 años del musical y yo me despido.

"Vienen muchos proyectos, pero en especial ya tenemos una obra de teatro planeada para el 2008; sé que en cualquier momento los proyectos se pueden caer, pero hasta el momento la obra está apalabrada. Es un proyecto que no tiene nada que ver con el género de comedia o musical, será algo distinto".

Por último, Edith González alzó nuevamente la burbujeante copa de champán y deseó a todo el mundo un feliz final de año y un excelente comienzo de otro.

"Mi mejor mensaje para todos es que haya salud y amor. Lo demás, nosotros lo conseguimos".

Conócela


Edith González tuvo uno de sus primeros papeles protagónicos en la telenovela Los ricos también lloran.

Pertenece a la generación de actrices surgida a finales de los años setenta y comienzos de los ochenta, junto con Érika Buenfil, Victoria Ruffo y Laura Flores, entre otras.

Ha estelarizado producciones como Sí, mi amor, La jaula de oro, La sombra del otro, En carne propia y actualmente Mundo de fieras.

La producción de Salvador Mejía en la que da vida a Jocelyn marca su debut como villana.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.